top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr. Raymundo Guzmán Corroviñas

La desconfianza, el origen del sistema electoral

La desconfianza en las elecciones fue regla durante décadas, por ello construir un sistema cuya premisa era la desconfianza ha generado muy diversos mecanismos de evaluación internos y externos, así como rigurosos procesos de producción y seguridad de los materiales electorales.

 

El Instituto Nacional Electoral y los Órganos Polítcos Locales Electorales han desarrollado muy diversas herramientas demonitoreo y seguimiento de posibles infracciones durante los procesos electorales que abonan a la transparencia, legalidad y legitimidad de las elecciones.

 

La confianza en el proceso electoral se fortalece a través de las siguientes acciones:

 

1. Observación electoral: La observación electoral por parte de organismos nacionales e internacionales, así como de organizaciones de la sociedad civil, juega un papel crucial en el monitoreo de posibles infracciones durante el proceso electoral. Los observadores pueden verificar el cumplimiento de la normativa electoral, identificar irregularidades y brindar recomendaciones para mejorar la integridad del proceso.

 

2. Denuncias ciudadanas: En el sistema democrático mexicano la ciudadanía es vigilante del proceso electoral, por ello es posible denunciar posibles infracciones durante el proceso electoral, ya sea a través de líneas telefónicas, plataformas en línea, en personao por escrito. Las denuncias ciudadanas pueden ser clave para detectar y corregir irregularidades en tiempo real.

 

3. Supervisión de medios de comunicación: La cobertura mediática del proceso electoral debe ser equilibrada, sin sesgos o desinformación que puedan influir en la percepción pública y en los resultados electorales. Por ello las autoridades electorales realizan el monitoreo constante de los medios de comunicación para contribuir a la equidad y la imparcialidad en la difusión de información electoral.

 

4. Fiscalización electoral: Realizar la fiscalización electoral antes, durante y después de las elecciones puede ser una herramienta efectiva para detectar posibles irregularidades en el proceso, como la recepción de dinero de fuentes ilegales, la omisión en la forma y oportunidad de reportar gastos, inconsistencias entre la agenda oficial de las candidaturas y los gastos reportados, entre muchas otras.

 

5. Coordinación interinstitucional: Es importante el seguimiento de los mecanismos de coordinación entre las autoridades electorales, los organismos de control, la sociedad civil y otros actores relevantes para garantizar un monitoreo integral y eficaz de posibles infracciones durante el proceso electoral. La colaboración y el intercambio de información entre las diferentes instancias involucradas son clave para prevenir y corregir irregularidades.

 

Justo en esta etapa del proceso electoral, se está produciendo el material electoral, el cual constituye otro elemento de confianza para cualquier proceso democrático, ya que garantiza que las elecciones se lleven a cabo de manera segura y justa. Este material incluye desde las boletas electorales, tinta endeleble, mamparas, actas, urnas y en general todo el equipamiento necesario para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho al voto de manera adecuada.

 

La produción del material electoral implica una programación y calendarización precisa para evitar dilaciones que pudieran afectar el desarrollo de la jornada electoral. Su importancia radica en que es el medio a través del cual los ciudadanos expresan su voluntad y eligen a sus representantes. Por lo tanto, es fundamental que este material sea seguro y confiable para garantizar la legitimidad de los resultados electorales. Si el material electoral no es seguro, existiría el riesgo de que se produzcan fraudes o manipulaciones que puedan poner en peligro la integridad del proceso electoral y la confianza de la ciudadanía en el sistema democrático.

 

Es por ello que la seguridad del material electoral es una prioridad para las autoridades electorales, quienes deben implementar medidas y protocolos para garantizar su custodia y resguardo en todo momento. Esto incluye desde la producción y distribución del material hasta su almacenamiento y transporte, así como su conteo y resguardo una vez finalizado el proceso electoral.

 

Es importante que el material electoral sea diseñado de manera que sea fácil de usar para los votantes, evitando confusiones o errores que puedan afectar la validez de los votos emitidos. En un proceso electoral como el que estamos viviendo en el que a nivel local existirán coaliciones, candidaturas comunes y competencia individual de los partidos políticos, y a nivel federal existirán dos coaliciones y un partido político que participará en lo individual, se requiere precisión, capacitación y mucha información clara y entendible para todas las personas.

 

La confianza en las elecciones se construye con herramientas de evaluación internas y externas, monitoreo de medios, fiscalización y materiales electorales seguros. Por ello, la responsabilidad de las autoridades electorales, partidos políticos e instituciones deben realizar todo lo que esté a su alcance para garantizar la confiabilidad de las elecciones.

 

 

 

Twitter @RaymundoGC

Facebook @RaymundoGCor


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page